ActualidadColumnas PresidentePopular

MITOS Y VERDADES SOBRE EL CONSUMO DE LA CARNE

Victor ValentinVíctor Valentin- Presidente

Por Víctor Valentin, presidente de SAVAL FG

Hace un tiempo que una serie de productos de origen vegetal se han presentado como una opción de alimentos que pueden reemplazar los beneficios de los productos de origen animal. A su vez, se está hablando que este tipo de producción es mucho más amigable con el medio ambiente y que ha largo plazo será la única opción dado que seremos muchas personas como para ser abastecidos de forma normal.

Mi intención no es cuestionar o minimizar estas opciones, es más, incluido Chile tiene empresas exitosas que ofrecen productos que simulan a  los alimentos naturales y apuestan por ir avanzando en otros, hasta llegar a obtener el mismo sabor, incluso, de un buen bistec de carne. Sin embargo, la generación de alimentos vegetales debe cumplir ciertos estándares de manipulación y procesos adecuados para su correcta producción, de lo contrario estos pueden ser poco saludables.

Innovaciones que avanzan en todo el mundo, pero que están lejos de reemplazar los beneficios de la producción responsable de productos de origen animal, que por años han alimentado a la población mundial y que con la implementación de nuevas tecnologías puede alienarse con el bienestar animal y manejos sustentables. Es más, antecedentes señalan que la producción ganadera en base a pastoreo, como la que tenemos en la región, es muy superior nutricionalmente por su composición que un animal engordado con otros alimentos, además de contribuir muy positivamente con el medio ambiente, como son los sistemas de producción regenerativos.

Hace varios años, por 2006, la FAO publicó un estudio titulado La larga sombra del ganado: problemas ambientales y opciones. El informe, que atrajo la atención internacional, afirmaba que la ganadería producía un asombroso 18% de los gases de efecto invernadero en todo el planeta. Tiempo después la entidad tuvo aclarar que fue un error, que residía en distintos parámetros de medición de datos. Sin embargo, el daño ya estaba hecho.

Solo a modo de ejemplo, en Estados Unidos las principales fuentes de emisión de GEI en 2016 fueron la producción eléctrica (28% del total de emisiones), el transporte (28%) y la industria (22%). La agricultura y la ganadería representaron apenas un 9% de las emisiones.

El cambio climático requiere atención urgente. Renunciar a la carne bovina y sus derivados no es la panacea para el medio ambiente como muchos nos quieren hacer creer y en materia alimentaria dejar de consumir puede producir consecuencias nutricionales negativas.

https://www.australvaldivia.cl/impresa/2021/01/03/full/cuerpo-principal/8/

Saval Federación Gremial Región de Los Ríos