admin_2017

admin_2017

Noticias

SNA valora reunión con ministro de Economía: se abordaron las principales preocupaciones del sector.

PRESIDENTE SNA ALLENDES

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Cristián Allendes, junto al primer vicepresidente Recaredo Ossa, la directora nacional del gremio, Carolina Cruz, y el secretario general, Juan Pablo Matte, se reunieron esta tarde con el ministro de Economía, Lucas Palacios.

En la cita, los representantes de la SNA abordaron los ejes de gestión de la presidencia de Allendes y algunos temas clave para el desarrollo del sector. Entre ellos, el déficit de mano de obra y la necesidad de que los beneficios sociales que están recibiendo muchas personas, producto de la pandemia y la crisis económica, no afecten la formalidad laboral.

Asimismo, profundizaron en cómo mejorar el sistema para que los agricultores puedan acceder a los apoyos de Corfo y Sercotec; la posibilidad de generar incentivos tributarios para que las empresas entreguen capacitaciones a sus trabajadores; la digitalización del sector rural, y la urgencia de que los productores puedan acceder a financiamiento a través del FOGAPE y el FOGAIN.

Junto con valorar la cita, Allendes explicó que “tuvimos una fructífera reunión. Nuestros planteamientos fueron bien atendidos por el ministro”. Además, contó que se abordaron otras temáticas que preocupan a la agricultura, entre ellas, la demora en la ratificación del TPP-11, que ha hecho a Chile perder importantes oportunidades comerciales; la disposición de los agricultores de cofinanciar la construcción de embalses medianos para hacer frente a la escasez hídrica; el caso de regiones -como La Araucanía- donde el contrabando y la competencia desleal requieren de una intervención del Servicio de Impuestos Internos, el SAG y otros servicios del Estado, y la posibilidad de que las empresas del rubro se pongan a disposición de las autoridades de salud para facilitar la vacunación contra el Covid-19 de trabajadores.

“Si realizamos un trabajo coordinado con el Ministerio de Salud (Minsal), las empresas de nuestro sector podrían, por ejemplo, trasladar a sus trabajadores a los centros de vacunación y contribuir con el cumplimiento en las metas de inoculación que se ha propuesto el Gobierno. Dado que somos un sector esencial, que no ha parado durante la pandemia, nos pusimos a disposición de las autoridades para mantener a raya los contagios en nuestros campos”, sostuvo Allendes

ActualidadColumnas PresidentePopular

LA NECESIDAD DE CONTINUAR CON EL APOYO DEL SIRSD-S

FRANCISCON ISLA

Luego de más de dos décadas, en febrero de 2022 culminará el ciclo de aplicación del Programa para la Recuperación de Suelos Degradados (SIRSD-S) del Ministerio de Agricultura (MINAGRI), y si bien faltan varios meses para ello, los productores que hacemos uso de este beneficio apelamos desde ya para que exista continuidad y se implemente nuevamente, sin interrupciones y por un buen lapso de tiempo.

Las razones para esta petición son varias, pero la principal es que aún está en el ADN de los productores de la zona sur el problema que motivó la creación del SIRSD-S y que deriva de la competencia de productos importados a menores precios desde los países del Mercosur, un inconveniente que afecta a los agricultores desde las regiones del Maule a de Los Lagos y que trabajan rubros como los cereales, raps, carne y leche.

En esa línea, cabe recordar que este programa se originó cuando las autoridades de la época decidieron establecer una serie de medidas, tras los reclamos de los gremios agrícolas del sur. Entre ellas se encontraba el “Programa de Bonificación para las Praderas”, que posibilitó el incremento de la producción ganadera y aportó a los ingresos de quienes se dedicaban a la ganadería de la leche, carne y lana. Este apoyo fue variando en el tiempo hasta transformarse, específicamente en 1999, en el Programa para la Recuperación de Suelos Degradados, tal como lo conocemos hoy.

Entonces, si desde un comienzo esta ha sido una buena política agrícola que, a través de una estrategia compensatoria, ha mejorado la competitividad de los agricultores, ¿Será lo mejor dejarla en el olvido y permitir que culmine su aplicación?. Nos parece que no.

Es más, creemos necesario revisar el contexto político y económico que dio origen a este programa para establecer nuevas herramientas y mejorarlo, de forma que se ajuste a los tiempos actuales y se asegure su éxito en el futuro, de manera que siga aportando al desarrollo del mundo agrícola y al crecimiento económico del país en general.

Como todos sabemos, el sector silvoagropecuario se ha transformado en uno de los pilares del desarrollo económico nacional, incorporando muchos rubros que son parte importante de la oferta exportable chilena y compiten exitosamente en los mercados internacionales; sin embargo, debe tenerse en cuenta que este modelo continúa expuesto a la competencia y a los vaivenes de los mercados, tanto de insumos como de productos.

Además y de acuerdo a los resultados globales de la evaluación que realizaron las autoridades del Ministerio de Agricultura, en estos años se evidencia un avance importante en la recuperación de la fertilidad de los suelos, lo que mejora la productividad y sienta las bases para incorporar otras tecnologías como el riego a nivel predial, con inversiones que le dan dinamismo y empleos a la economía de la región.

Por todo ello, como SAVAL estamos convencidos que es vital prorrogar el apoyo del SIRSD-S durante el próximo año, sin que  exista discontinuidad y que se mantenga como unos de los pilares del trabajo de todos los agricultores de la zona sur de Chile.

ActualidadColumnas PresidentePopular

Semanas formativas en apoyo a la educación técnico profesional

FRANCISCON ISLA

El apoyo a la educación técnico profesional en aquellas áreas que potencian la actividad económica propia de una región es de vital importancia para el desarrollo. Conscientes de ello, como Saval FG, junto a otros gremios agrícolas de las regiones de Los Ríos y Los Lagos y bajo la coordinación de la Corporación de Desarrollo de Sur, hemos iniciado una cruzada que sabemos dará sus frutos.

Se trata de un ciclo denominado Semanas Formativas, cuyo foco está puesto en prestar apoyo a los liceos técnico profesionales de la zona por medio de charlas técnicas y motivacionales, talleres especializados por área y visitas virtuales, todas actividades que estarán a cargo de los mismos socios de cada gremio perteneciente a la Corporación de Desarrollo del Sur.

Esta modalidad de trabajo en el contexto de pandemia, no tiene ningún costo para los estudiantes y los establecimientos y se enfocará en temas técnicos, por lo que estamos convencidos que contribuirá a mejorar la calidad y pertinencia del proceso formativo y, de paso, lo relacionará aún más a las necesidades productivas del sector económico agropecuario en todas las regiones del sur.

Lo interesante es que los temas que abordaremos fueron seleccionados por los mismos docentes y la exposición de los socios apuntará a la aplicación de los conocimientos y tecnologías en forma práctica y en terreno, destacando temas como la agricultura de precisión, la lechería robótica y el rescate de oficios tales como técnicas de herraje en equinos y esquila con bienestar animal.

Por supuesto, cada una de estas actividades propuestas en la primera etapa se enfocan en la nivelación de contenidos por parte de los estudiantes y se trabajarán bajo un formato virtual. Con eso, para más adelante y si las condiciones sanitarias lo permiten, la idea es realizar jornadas semipresenciales o presenciales, enfocadas en la vinculación de los gremios y los liceos a nivel local.

Como hemos visto en ocasiones anteriores, la colaboración con los centros de educación adquiere aquí una importancia muy grande, ya que satisface una necesidad propia de los jóvenes que buscan estar mejor conectados con la realidad de las empresas agrícolas, pero también nivela sus competencias favoreciendo una inserción mucho más efectiva en el mundo laboral.

En total serán dieciséis establecimientos educacionales, que imparten la especialidad agropecuaria en ambas regiones (nueve de ellos en Los Ríos), los que estarán presentes en este proyecto de las Semanas Formativas, por lo que reiteramos nuestra fuerte convicción en que el aporte real de los  socios de Saval FG y el compromiso del resto de las instituciones serán argumento suficiente para realzar la educación como eje principal en el desarrollo de toda nuestra agricultura.

ActualidadNoticiasPopular

Trigo: una temporada marcada por las lluvias de verano y precios al alza

Revista Campo Sureño

El agua caída en La Araucanía generó, en algunos predios, problemas de falling number y granos brotados, ambos factores que inciden en la calidad del trigo y por los que la industria les otorga un menor valor económico.


La intensa lluvia caída a fines de enero y principio de febrero en el centro y sur del país impactó la producción de granos, especialmente, en La Araucanía. La región, líder en la producción de cereales -en época de precosecha- registró precipitaciones que en 24 horas superaron las cifras totales históricas para un mes de enero.

Llegando al término de las labores de cosecha en esta zona, Andreas Kóbrich, secretario general de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (Sofo), hizo un análisis de cómo este inusual fenómeno climático, catalogado por la Dirección Meteorológica de Chile como un “río atmosférico” (transporte de vapor de agua muy importante que se canaliza y trae mucha agua desde las zonas tropicales a otras latitudes) afectó la calidad del trigo en algunos potreros.

El secretario general de la Sofo recalcó que, como consecuencia del agua caída, hubo sectores en los que el proceso de germinación se inició en la planta afectando la calidad industrial del grano.

“En la cebada se habla de pregerminado, en la avena de germinado y en trigo de falling number. Estas tres situaciones son generadas por lluvias extemporáneas en el verano.

Esos granos en ocasiones son rechazados (trigo y avena) y en otras reciben una cotización menor. A veces son destinados a otro uso y eso es lo grave, porque evidentemente el otro uso es más barato. Es decir, el productor sembró para cosechar trigo de la mejor calidad y terminó cosechando un grano que será destinado a la nutrición animal”, dice.

Sergio Schmidt Berguecio, gerente general de la Comercializadora de Trigo (Cotrisa), sostiene que en cuanto a la productividad del cultivo, a nivel país, es espera ble una merma en los rendimientos producto de condiciones climáticas puntuales que afectaron algunas etapas de desarrollo del cultivo en determinadas regiones.

“En la zona central se observaron problemas de calidad asociados a la falta de agua en la fase de llenado de granos, mientras que en la zona sur los rendimientos esperados podrían verse mermados por un retraso en el período de siembras”, dice Schmidt.

En tanto, sobre las lluvias de verano en La Araucanía, confirma que estas generaron más problemas en la calidad que en la cantidad de trigo.

“En particular, se generaron problemas de bajo falling number y granos brotados, ambos factores que inciden en la calidad del grano y por los que la industria les otorga un menor valor económico. A lo anterior también se agrega que los contenidos de gluten, respecto a los estándares, se vieron afectados, expresado en ciertas variedades de trigos fuertes e intermedios”, dice.

En las regiones de más al sur. Por ejemplo, en Los Ríos donde existen alrededor de 10.200 hectáreas de trigo, este cultivo no se vio afectado por las lluvias estivales. Así lo precisa Francisco Isla, vicepresidente de Sayal FG.

“La industria de cereales, trigo y avena se manejó con normalidad, no obstante, las expectativas en el precio han sido mejores, un 12% favorable con respecto igual fecha del periodo anterior (Odepa)”.

Isla agrega que si bien el clima no ha sido factor preponderante en la cosecha, no quita lo complicado que ha sido producir con normalidad con las restricciones de la pandemia. Hasta el 5 de marzo, según los datos de Cotrisa, el avance de la cosecha en Los Ríos alcanzaba el 90%

En la región de Los Lagos la cosecha de trigo también se está realizando sin contratiempos (80% de avance). Al respecto, Christian Arntz, presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (Sago), confirma que los productores han podido trabajar sin mayores problemas.

“Hacia la provincia de Llanquihue queda algo más por cosechar, pero ya es algo menor”, preciso Arntz, quien además advirtió que el agua caída en enero y febrero no afectó la calidad o el rendimiento del grano.

Asevera que en esta zona la superficie destinada al trigo se han mantenido estable; sin embargo, los altos precios pagados por la avena han motivado a los productores a optar por este cereal.

ESCENARIO INTERNACIONAL Y PRECIOS

La cosecha nacional -explica Sergio Schmidt Berguecio- se ha desarrollado en general en un escenario alcista de precios que se ha moderado en estas últimas semanas.

Recalca que el comportamiento climático que afecta a los cultivos de trigo en EE.UU., la aplicación de aranceles a la exportación por parte de Rusia, el incremento en la demanda de granos por parte del mercado chino y la caída en la oferta exportable de trigo argentino, ha generado presiones alcistas al mercado local, las que se han moderado producto de la liquidación de fondos de inversión.

“La temporada ha sido favorable para los intereses de los productores, observándose precios superiores a los registrados en la temporada anterior, los que ya eran positivos, si se comparan con las estadísticas de los últimos cinco años. Este incremento se sustenta en un alza de los costos de importación del cereal, debido a los mayores precios internacionales exhibidos durante el mes en análisis”, asevera Schmidt Berguecio.

El gerente general de Cotrisa aclara que es aventurado pronosticar el comportamiento futuro de los precios en el mercado doméstico considerando que este es un tomador de precios internacionales. Las últimas dos temporadas precisa- se han registrado altas volatilidades en las cotizaciones internacionales del cereal, lo que vuelve aún más complejo realizar pronósticos a estas alturas del año.

Añade que: “sin perjuicio de lo anterior, existen expectativas en algunos agentes del mercado que, en un posible contexto de limitada oferta interna, vuelva a presentarse un escenario de comercialización post cosecha, similar al registrado el año 2020, en que los precios se incrementaron durante el primer semestre del año”.

Por otra parte -explica el gerente general de Cotrisa- los precios internacionales están sustentados en factores fundamentales más que especulativos, por lo que no debieran presentar grandes cambios en el corto plazo. Finalmente, recalca, que existe una variable externa muy difícil de predecir que es el comportamiento de la paridad peso/dólar, cuyo valor incidirá en los costos de importación del cereal, y en definitiva sobre los precios internos.

“Habrá que estar atento a estas variables para adoptar las mejores decisiones comerciales de cara a la postcosecha”, concluye.

LOS EFECTOS DE LAS LLUVIAS DE VERANO

El daño en el trigo (de consideración o menor) depende de la zona y de la variedad. Claudio Jobet, fitomejorador de Inia Carillanca, en una publicación anterior de Campo Sureño, explicó que si el grano ya está con humedad bajo el 12% y madurez fisiológica entra en estado de dormancia; sin embargo, en presencia de humedad y agua en período más prolongado puede romper esta dormancia e iniciar el proceso de germinación, donde se alteran los componentes del grano mismo, afectando su calidad (gluten húmedo) y baja en su peso específico.

En definitiva —recalcó- que el efecto dependerá de la magnitud y de lo prolongado que sean las lluvias, llegando en situaciones extremas al brotado del grano en la espiga con presencia de hongos saprófitos.

Por lo tanto, la germinación precoz o prebrotado del trigo afecta negativamente la calidad panadera, debido a que la hidrólisis de las moléculas de almidón reduce la viscosidad de la masa, la cual resulta pegajosa y difícil de procesar, produciendo panes poco estructurados al horneo.

Una semilla pregerminada presenta una alta actividad de la enzima alfa amilasa, la cual es dependiente del grado de germinación del grano.

Una manera indirecta de medir la actividad de la alfa amilasa, en una muestra de trigo recibida por un molino, es mediante el test denominado Falling Number (FN) (índice de caída) medido en segundos.

“El falling number o número de caída es un análisis que se hace a la harina para saber si el grano ha recibido lluvias de precosecha. Más concretamente este análisis mide si el almidón está sano o dañado y se expresa en segundos. El falling number de los trigos sanos, es decir que no se han mojado antes de la cosecha, normalmente supera los 300 segundos. Un valor óptimo desde el punto de vista del panadero es 250 segundos. Bajo 200 se generan problemas en la calidad de la harina por exceso de alfa ami-lasa en el almidón. Un bajo falling number, o sea un menor tiempo de caída, significa que el trigo fue afectado por lluvias o por atraso en la cosecha”, puntualizó Jobet.

Revista Campo Sureño: https://www.australvaldivia.cl/impresa/2021/03/15/full/campo-sureno/3/

Columnas Presidente

Más que un orgullo, una responsabilidad

Francisco Isla

Por Francisco Isla, vicepresidente de SAVAL FG

A pesar de la pandemia, el trabajo en los campos del sur de Chile y de todo el país no han cesado. Pese a las dificultades propias de las cuarentenas, los apicultores han continuado con su compromiso de generar los mejores alimentos para las familias chilenas.

Ya ha pasado un año desde que nos vimos obligados a vivir esta nueva realidad, tiempo necesario para realizar balances de cómo se ha manejado la productividad en el país. La Encuesta Nacional de Demanda Laboral (Enadel) realizada por el Observatorio Laboral, por encargo del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), arroja interesantes datos. C En Los Ríos, se entrevistaron 130 empresas, de todos los tamaños, del sector Silvoagropecuario y de Comercio. Nuestro sector registró positivos indicadores relacionados con la operación. El 55% se manifestó que operaba sin problemas y el 41% con algunas dificultades menores, lo que refleja que el Agro no ha parado de producir y generar alimentos. Números alentadores-

Otro aspecto a destacar, es que el sector proyecta cifras positivas sobre el nivel de empleo. Un 63% de los encuesta-dos cree que se mantendrá y un 13% aspira a que necesitará aumentar su dotación, lo que claramente proyecta un 2021 en la misma senda que vivimos. Esto, gracias a las medidas que se han adoptado para capacitar a los trabajadores. Un 86% dice haber realizado entrenamientos para entregar las recomendaciones sanitarias y así darle fluidez al trabajo.

Pero estos datos positivos no deben relajarnos. La apicultura por tradición debe enfrentar diversos factores, climáticos, coyunturales, comerciales, que nos tienen acostumbrados a adaptarnos sobre la marcha. Pese a ser considerados una industria esencial para el país, igual debemos mejorar las condiciones para el transporte de insumos para la producción y también para la posterior comercialización.

A su vez, consideramos importante continuar con el apoyo del Gobierno para generar más y mejores capacitaciones, que nos permitan adaptarnos a los cambios de este nuevo escenario. La sanitización de espacios, protocolos de higiene y comportamiento laboral en el lugar de trabajo, son temas que requieren profundizarse. En definitiva, ser majaderos para resguardarnos y cuidarnos ente todos. Como ven, asumimos con responsabilidad estos datos, ya que la agricultura está siendo el motor de nuestra querida región.

ActualidadNoticiasPopular

Conectagro: la plataforma de la SNA que busca multiplicar la innovación en el agro

Mundo en Línea.cl

Constanza Anguita von Mareés, la líder detrás del centro de innovación Conectagro, se refirió a los desafíos de este centro de innovación, el desarrollo de los emprendimientos y pymes agritech, y al potencial crecimiento de nuestro país como futuro protagonista mundial en la implementación de tecnología disruptiva en el agro.

Hacer la agricultura moderna más sustentable, productiva y resiliente. Esos son los objetivos de Conectagro, el centro de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) que busca promover la innovación y la incorporación de tecnología en esta industria, para hacer frente a los retos exacerbados de nuestros tiempos.

Para lo anterior, fomentan vínculos entre agricultores, emprendedores, empresarios e instituciones con necesidades y soluciones convergentes, con el fin de convertir a Chile en un líder en la producción de alimentos saludables y sostenibles, junto con protagonizar la aplicación de tecnologías disruptivas en el agro de todo el mundo. Algo que desde la SNA consideran posible, entre otras cosas, por su actual presencia y alcance en el ecosistema nacional, donde hoy representan a cerca de 24.500 trabajadores, pertenecientes a 45 asociaciones gremiales de todo el país.

Desde 2020 que sus esfuerzos se direccionan en acelerar a cerca de 20 proyectos al año, por medio de mentorías, apoyos con los modelos de negocio, conexiones con el ecosistema y talleres de branding y pitch. A esto se suman distintos eventos a nivel nacional y regional, la promoción de espacios de discusión en torno a la innovación desde la política pública, como también capacitaciones abiertas, gratuitas y constantes para agricultores y emprendedores.

Constanza Anguita von Mareés, quien lidera esta iniciativa, entregó más detalles sobre el potencial de esta iniciativa, tanto para productores locales como para posibles nuevos negocios en el extranjero.

–¿Qué hace Conectagro y a partir de qué necesidad surge?

Conectagro es una plataforma colaborativa que busca promover y multiplicar la innovación en el agro, y surge hace un año con el objetivo específico de acelerar la innovación de tecnología en el agro, para enfrentar de manera sustentable los desafíos medioambientales y de mercado que enfrenta hoy el sector alimentos.

En términos generales y de acuerdo al trabajo en Conectagro, ¿en qué nivel de innovación y desarrollo se encuentran las pymes y emprendimientos ligados a la agricultura en Chile?

En Chile hay un nivel de desarrollo agritech notable, que en algunos ámbitos, está al nivel de las grandes ligas y de ecosistemas de innovación desarrollados, como el de Israel. Ya tenemos emprendedores desarrollando semillas que soportan salinidad y pueden ser regadas con agua de mar; textiles desarrollados a partir de desechos vegetales; y hasta inteligencia artificial para identificar qué trozos de un terreno necesitan riego y cuáles no. Sin embargo, necesitamos desarrollar mercado para estas innovaciones, y eso tiene que ver con desarrollar puentes con las empresas agrícolas y de la agroindustria.

–¿El problema es la entrada de estos emprendimientos al agro entonces?

Es uno de los desafíos, y ahí está el principal rol de la SNA, en familiarizar a los productores con las soluciones tecnológicas disponibles, y abrirle puertas a los innovadores detrás de ellas. Pero también es clave atraer talento emprendedor al agro, por lo que también trabajamos desarrollando nuevas oportunidades para emprender en nuestro sector.

–¿Qué oportunidades ofrece el agro hoy a ese talento emprendedor?

Para quienes están pensando emprender y buscan cómo “darle el palo al gato”, hay mucho por hacer, por ejemplo, en el área de eficiencia hídrica, agricultura circular y agricultura regenerativa.

–¿Cuáles son las principales necesidades de la industria por las que alguien que emprende en la agricultura debería fijarse?

Para los emprendedores que vienen de fuera del mundo de los alimentos, es clave fijarse en la legitimidad de la necesidad que resuelven. Muchas veces ellos ven problemas donde el agricultor no lo ve, por lo tanto es fundamental relacionarse con empresas productoras o procesadoras de alimentos para conocer sus dolores y problemáticas.

–¿Qué redes ofrece Conectagro a quienes deseen acelerar sus negocios?

Tenemos el programa de aceleración “Desafío Conectagro”, que trabaja por 6 meses con 10 emprendimientos sus modelos de negocios, construcción de marcas y branding, propiedad intelectual, pilotaje y mentorías. Además, hacemos anualmente la hackathon “Desafío Circular”, que acompaña a 10 emprendimientos en fase idea en el desarrollo de nuevas soluciones basadas en agricultura circular. Y estamos trabajando en un programa llamado “Mujeres Exponenciales”, que busca acelerar a 30 mujeres líderes del sector alimentos, para que impulsen los cambios que el agro necesita para ser más sustentable, productivo y competitivo.

–¿Cómo son sus reflexiones sobre el diálogo entre la industria y otros sectores relevantes en estos temas? Como el sector público, otros protagonistas del sector privado, gremios, universidades, etc.

Que necesitamos conectarnos más entre todos y así poder colaborarnos en conjunto, ya que es la mejor manera de multiplicar los resultados. Y eso es lo que hace Conectagro.

–¿Qué potencial de innovación puede alcanzar nuestro país en estos ámbitos, a sabiendas de que la agricultura es parte fundamental de la economía del país? ¿Podríamos ser referentes internacionales?

Absolutamente, y es uno de nuestros objetivos: convertirnos en una potencia agroalimentaria y referentes en la aplicación de tecnología disruptiva para la producción de alimentos de todo el mundo.

ActualidadColumnas PresidentePopular

PÉRDIDA DE CONFIANZA

Francisco Isla

Por Francisco Isla, vicepresidente SAVAL FG

Dolor, miedo y atados de manos, fueron las sensaciones de muchos agricultores al ver como ardía la casa de la familia García en Lautaro en región de La Araucanía. Nuevamente un ataque terrorista convulsiona a una zona de gente trabajadora y que ama a su país. Imágenes crudas que dan cuenta, a esta altura del conflicto, de que a cualquiera de nosotros podemos sufrir con una situación así.

Hace tiempo que estos actos de violencia organizada dejaron de ser hechos aislados en la Macro Zona Sur y, lo peor de todo, es que nuestras autoridades siguen apareciendo en televisión lamentando lo sucedido y solo anuncian que interpondrán querellas, que al parecer solo pasan a ocupar espacio en el escritorio de un fiscal.

Pese a nuestros insistentes llamados y varias reuniones donde los representantes de los agricultores han exigido un mayor resguardo por parte de las fuerzas de seguridad, los actos terroristas siguen ocurriendo burlándose de las afirmaciones del Gobierno. Incluso el mismo Presidente Sebastián Piñera ha afirmado que se han dispuesto todos los medios necesarios, logísticos, tecnológicos, de equipamiento, de dotación y de recursos financieros, para poder cumplir con eficacia la seguridad a sus compatriotas.

Vemos con preocupación como estos esfuerzos están lejos de dar resultado. Peor aún, estos grupos violentos que se camuflan en demandas ancestrales, parecer burlarse de dichos anuncios y arremeten con mayor violencia. Definitivamente estamos en la total ausencia de Estado de Derecho en la zona, impidiendo que miles de familias inocentes puedan trabajar y vivir en paz.

No obstante, creemos que la autodefensa no es el camino. Lo sucedido hace unos días en Panguipulli, donde falleció una persona en medio de un enfrentamiento, es un ejemplo de que las armas deben estar en las fuerzas de seguridad y orden. Como gremio hacemos un llamado claro a la paz en la Macro Zona Sur.

Esperamos que el Gobierno adopte de manera urgente las correspondientes decisiones para enfrentar la violencia. Existe un sentir de que los gremios y emprendedores estamos en el más completo abandono. Más de 75 asociaciones y gremios productivos de Arica a Magallanes esperamos que se ejerzan todas las atribuciones y obligaciones legales que le provee la ley para decretar Estado de Sitio en las regiones de Biobío y La Araucanía, particularmente en las provincias de Arauco y Malleco.

Somos favorables al diálogo, pero este debe realizarse en una situación de normalidad, en instancias de trabajo, sin colores políticos y transversal, que convoque a todos los entes para avanzar en aquellas materias que permitan abrir una puerta al diálogo y a la paz.